EL MUNDO INVISIBLE




Publicado en Marzo de 2012 


Reseña:  El Mundo Invisible es un relato juvenil que muestra lo que puede ocurrirle a una persona cuando, debido a un accidente, despierta sus poderes clarividentes y observa el «Mundo Invisible» que le rodea. Como ocurre en el mundo real con algunas personas con este don, un muchacho utilizará sus recién adquiridos poderes para ayudar a la policía en la solución de un caso.


Fragmento:
Era el turno de noche. 
Maite, la enfermera, caminaba presurosa por los pasillos del hospital San Ignacio hacia la habitación 34. Allí la esperaba un niño recién salido de urgencias. Nada grave, traumatismos leves en la cabeza y un par de puntos, el resultado de una conmoción. El muchacho descansaba en la cama, aletargado por los calmantes, conectado a un electrocardiógrafo que controlaba su impulso vital; inmerso en un profundo sueño.
Maite se sentía muy cansada. De día no dormía bien, y a partir de la medianoche se le cerraban continuamente los párpados, invadida por una pesada somnolencia. Por eso nunca supo si lo que vio esa noche fue real o fue fruto de su mente agotada.
Entró en el cuarto sin encender la luz. La pobre iluminación de las pantallas era suficiente para cotejar los niveles vitales y cambiar el gotero.
El chico respiraba con normalidad, cubierto hasta el cuello por una sabana que subía y bajaba al tiempo que su pecho expiraba e inspiraba. Las constantes se mantenían dentro de lo normal y sus párpados se movían en la fase REM indicando un sueño profundo; nada por lo que preocuparse. Anotó unos datos en la hoja clínica y se dispuso a continuar su ronda.
Entonces ocurrió. 
Cuando se encontraba en el umbral de la puerta, a punto de salir, un movimiento brusco en la cama llamó su atención. Algo que la dejó clavada como una estaca. Lo que estaba viendo no podía ser verdad. Ante sus atónitos ojos el cuerpo del niño empezó a levitar, a elevarse a medio metro de altura, arrastrando consigo la sabana que caía a ambos lados como si fuera una cortina.
Aquello era increíble. Se frotó los ojos para asegurarse que no era una visión y siguió contemplando el prodigio. El niño flotaba en el aire ante ella, ingrávido, como una nube, y así se mantuvo un par de minutos, hasta que, tan misteriosamente como al principio, volvió a descender y reposó sobre la cama como si nada hubiese ocurrido.
¿Qué estaba sucediendo? 
Retrocedamos unas cuantas horas.

Se puede conseguir en versión digital en Amazon:
http://www.amazon.es/El-Mundo-Invisible-ebook/dp/B00EPL8RBY/ref=sr_1_4?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1378485360&sr=1-4


http://www.amazon.es/El-Nombre-Sagrado-ebook/dp/B00EOTEWPC/ref=sr_1_2?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1378485360&sr=1-2http://www.amazon.es/El-Nombre-Sagrado-ebook/dp/B00EOTEWPC/ref=sr_1_2?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1378485360&sr=1-2shapeimage_1_link_0shapeimage_1_link_1